Más de 30 informales fueron desalojados de las cuadras 12 y 13 del jirón Áncash, exactamente frente al Instituto Nacional de Ciencias Neurológicas, en , por no acatar el aislamiento social obligatorio decretado por el Gobierno para mitigar los efectos del (COVID-19).

Durante una operación, los agentes de Fiscalización y Serenazgo de la , en coordinación con el Ejército del Perú, interceptaron a los ambulantes que comercializaban todo tipos de productos.

De acuerdo con la comuna capitalina, los agentes constataron que la gran mayoría de los ambulantes informales incumplía la norma sanitaria señalada, pues no contaban con mascarillas ni guantes.

También comprobaron la aglomeración de personas en cada puesto que no respetaban la distancia de un metro entre ellas.

La Municipalidad de Lima indicó que continuará con estas intervenciones, a fin de hacer cumplir el aislamiento social señalado por el Gobierno, y así evitar el contagio y propagación del COVID-19.