Las farmacias clausuradas, según la Policía, no cumplían con los protocolos establecidos por el sector Salud en tiempos de cuarentena.
Las farmacias clausuradas, según la Policía, no cumplían con los protocolos establecidos por el sector Salud en tiempos de cuarentena.

Al menos cinco boticas fueron clausuradas en la ciudad de Tarapoto (San Martín) por vender medicamentos vencidos. El cierre temporal de las farmacias se realizó durante un operativo conjunto entre el Ministerio Público y la División de Investigación Criminalística (Divincri) de la Policía Nacional.

Se trata de los establecimientos Cristo Gesú, Más Vida, Lima, La Familia y DLG SAC, que se ubican frente al Hospital II de Tarapoto.

En esos lugares se decomisaron 3,042 fármacos vencidos, valorizados en 30,000 soles, los cuales fueron remitidos a la Dirección Regional de Salud (Diresa) San Martín para el análisis correspondiente.

Sobre las acciones de control, el coronel PNP José Garay, jefe de la Divincri Tarapoto, precisó que dichos establecimientos no cumplían con los protocolos establecidos por el sector Salud en tiempos de cuarentena.

La autoridad policial aseguró que se evalúa la clausura de farmacias y otras boticas situadas en el centro de la ciudad por adulterar los costos de los medicamentos utilizados para el tratamiento del coronavirus.

En tanto, el coronel Garay señaló que en otro punto de Tarapoto se incautaron más de 300 frascos de alcohol etílico que no contaban con registro sanitario.

El hallazgo se produjo en un taller de mecánica denominado Perú Clean, ubicado en la cuadra uno del pasaje Libertad, a la altura de la cuadra 18 del jirón Alfonso Ugarte, en Tarapoto. La propietaria Diana Segura Vásquez (25) carecía, entre otros documentos, del Registro Único de Usuarios y Comercializadores de alcohol etílico.

Los productos adulterados podrían ocasionar lesiones graves a la piel y la salud humana. Por ello, la responsable será investigada por los presuntos delitos contra la salud pública y comercio clandestino.

VIDEO RECOMENDADO

Coronavirus en Perú: fiscalizadores y policía llegan para decomisar mercadería a ambulantes